La república independiente de Horta

El tercer distrito más grande de Barcelona está lleno de carácter y joyas ocultas, lo que hace que alquilar un piso en Horta sea una auténtica experiencia barcelonesa. Sigue leyendo y descubre Horta como un barcelonés más.
Una auténtica hortera
Horta fue una ciudad independiente hasta 1904, cuando se anexionó a Barcelona. Su nombre procede de la familia Horta (u Orta), propietaria del territorio entre 1036 y 1260. Era una tierra rica en agua, lo que hizo que creciera y se convirtiera en un territorio codiciado, y curiosamente hizo que la gente instalara allí muchos lavaderos. Entre los siglos XVI y XX, creció exponencialmente debido también a la llegada del tranvía en 1901.

Los habitantes de Horta están orgullosos de ser de allí y sienten que tienen una identidad diferente a los del resto de la ciudad, pero cuidado: un hortera, fuera del barrio, significa alguien que se viste y acicala de forma llamativa y de mal gusto, y suele ser un término bastante despectivo, ¡así que ten cuidado al usarlo!
Encuentra tu habitación en Barcelona
Senderismo urbano
La mayor parte de Horta se encuentra en empinadas colinas, por lo que harás un gran ejercicio cada vez que intente encontrar la habitación perfecta en Horta o si ya estás viviendo allí. Ponte tus zapatos más cómodos y dirígete al Parque del Laberinto, el jardín más antiguo que se conserva en la ciudad. También merece la pena visitar el jardín del Palau de les Heures, de estilo renacentista italiano.

No te pierdas el Carrer d'Aiguafreda, una estrecha callejuela bordeada de casitas con pozos de agua y algunos lavaderos, donde las lavanderas hacían la colada para la gente adinerada de Barcelona hasta el siglo XX. Y luego, cuando estés listo para sentarte y relajarse un rato tomando su vermut y viendo pasar a la gente, ve a la hermosa Plaça Eivissa, el corazón palpitante del barrio.
Una vida tranquila
Vivir en Horta puede darte lo mejor de Barcelona (después de todo, es muy fácil coger la L5 si necesitas ir al centro, a las playas o a cualquier otro lugar de la ciudad) y la posibilidad de disfrutar de la vida en un barrio de Barcelona sin lujos. El acceso a la naturaleza, un aire más limpio y una actitud poco sofisticada te vendrán bien si tienes los pies en la tierra. Las viviendas para extranjeros en Horta son fáciles de encontrar (¡sólo tienes que consultar nuestra página web!), y los edificios bajos y totalmente reformados te harán sentir como si estuvieras en un pueblecito sin dejar de tener acceso a la ciudad que has elegido para hacer de ella tu hogar.

¡Te damos la bienvenida a Horta!
Descubre nuestras habitaciones en Barcelona
El tercer distrito más grande de Barcelona está lleno de carácter y joyas ocultas, lo que hace que alquilar un piso en Horta sea una auténtica experiencia barcelonesa. Sigue leyendo y descubre Horta como un barcelonés más.
Una auténtica hortera
Horta fue una ciudad independiente hasta 1904, cuando se anexionó a Barcelona. Su nombre procede de la familia Horta (u Orta), propietaria del territorio entre 1036 y 1260. Era una tierra rica en agua, lo que hizo que creciera y se convirtiera en un territorio codiciado, y curiosamente hizo que la gente instalara allí muchos lavaderos. Entre los siglos XVI y XX, creció exponencialmente debido también a la llegada del tranvía en 1901.

Los habitantes de Horta están orgullosos de ser de allí y sienten que tienen una identidad diferente a los del resto de la ciudad, pero cuidado: un hortera, fuera del barrio, significa alguien que se viste y acicala de forma llamativa y de mal gusto, y suele ser un término bastante despectivo, ¡así que ten cuidado al usarlo!
Encuentra tu habitación en Barcelona
Senderismo urbano
La mayor parte de Horta se encuentra en empinadas colinas, por lo que harás un gran ejercicio cada vez que intente encontrar la habitación perfecta en Horta o si ya estás viviendo allí. Ponte tus zapatos más cómodos y dirígete al Parque del Laberinto, el jardín más antiguo que se conserva en la ciudad. También merece la pena visitar el jardín del Palau de les Heures, de estilo renacentista italiano.

No te pierdas el Carrer d'Aiguafreda, una estrecha callejuela bordeada de casitas con pozos de agua y algunos lavaderos, donde las lavanderas hacían la colada para la gente adinerada de Barcelona hasta el siglo XX. Y luego, cuando estés listo para sentarte y relajarse un rato tomando su vermut y viendo pasar a la gente, ve a la hermosa Plaça Eivissa, el corazón palpitante del barrio.
Una vida tranquila
Vivir en Horta puede darte lo mejor de Barcelona (después de todo, es muy fácil coger la L5 si necesitas ir al centro, a las playas o a cualquier otro lugar de la ciudad) y la posibilidad de disfrutar de la vida en un barrio de Barcelona sin lujos. El acceso a la naturaleza, un aire más limpio y una actitud poco sofisticada te vendrán bien si tienes los pies en la tierra. Las viviendas para extranjeros en Horta son fáciles de encontrar (¡sólo tienes que consultar nuestra página web!), y los edificios bajos y totalmente reformados te harán sentir como si estuvieras en un pueblecito sin dejar de tener acceso a la ciudad que has elegido para hacer de ella tu hogar.

¡Te damos la bienvenida a Horta!
Descubre nuestras habitaciones en Barcelona
Programa una llamada con nuestro equipo aquí o
Contáctanos en sales@badi.com