Descubriendo el Park Güell

Cómo planificar una visita al parque más famoso de Barcelona con mentalidad viajera.
La guía definitiva del Parque de Gaudí en Barcelona
El Park Güell, que debe su nombre a Eusebi Güell, el empresario de gustos refinados y artísticos que encargó y costeó el parque, es una de las joyas indiscutibles de Barcelona. Enclavado en un lugar privilegiado a los pies de la sierra de Collserola, es un jardín misterioso donde nada es lo que parece; si el País de las Maravillas de Alicia existiera en la Tierra, se parecería mucho a esta joya arquitectónica. Más que una zona de recreo, es un símbolo de Barcelona.

Por eso, los habitantes de la ciudad rara vez lo visitan por dos motivos: su precio y su habitual masificación de turistas. Tengamos en cuenta que la entrada era gratuita no hace tanto tiempo, y la connotación de pertenencia al parque era mucho mayor que ahora, que está cerca de ser poco más que una visita escolar.

La gente que vive en la ciudad ha sido despojada de sus lugares más emblemáticos, y el Park Güell es uno de ellos. Así que si quieres ser un visitante respetuoso que aprecia y admira con responsabilidad esta maravilla artística que en 1984 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, aquí tienes una guía útil para visitarlo.
Encuentra tu habitación en Barcelona
Visitar el Park Güell; lo que hay que saber
El Park Güell no está cerca del centro de Barcelona; es cuesta arriba, así que mejor prepara calzado cómodo y una botella de agua. Puede acceder a él en metro o autobús, que tardarán 20 y 10 minutos, respectivamente. Obviamente, como esta ciudad cuenta con muchos medios de transporte, puedes llegar al parque en coche. Aun así, desaconsejamos esta opción porque, además de ser la menos sostenible, causa muchas molestias a los vecinos del barrio donde se ubica la atracción turística, que ya empiezan a estar asfixiados por tanta gente paseando por las calles. También es recomendable reservar las entradas con antelación porque el aforo del parque es limitado.

La mejor manera de sacar el máximo partido a tu experiencia en el parque es apuntarte a una de las visitas guiadas, que te proporcionarán conocimientos, contexto y herramientas para comprender todo lo que se puede encontrar en este hermoso lugar. Ir por tu cuenta también es posible, por supuesto, y hay quien odia los grupos; en ese caso, te aconsejamos que te hagas con una buena guía en papel o investigues un poco antes de adentrarte en este laberinto de mosaicos y figuras de ensueño. La arquitectura de Gaudí es única en el mundo y, por eso, merece un largo paseo con tiempo y deleite.
Descubre nuestras habitaciones en Barcelona
Los imprescindibles del parque
Hay muchos lugares que descubrir en el Park Güell, pero como primera visita, te recomendamos seguir las rutas señalizadas que encontrarás en el mapa que puedes recoger allí mismo. No te pierdas la escalera del dragón, una de las mascotas de la ciudad, la sala de Hipólita, la Plaza de la Naturaleza, el Pórtico de la Lavandera, los Jardines de Austria en Flor, el Mirador Natural y la Casa del Guarda.

También podrás disfrutar de la naturaleza que te rodea porque el parque es rico en biodiversidad. Puedes perderte en sus rincones, sentarte en sus bancos y pensar, imaginar cómo Gaudí llegó a concebir un lugar que huye de las líneas duras, se integra en el entorno y te transporta a otro planeta.
Encuentra tu hogar en Barcelona
Cómo planificar una visita al parque más famoso de Barcelona con mentalidad viajera.
La guía definitiva del Parque de Gaudí en Barcelona
El Park Güell, que debe su nombre a Eusebi Güell, el empresario de gustos refinados y artísticos que encargó y costeó el parque, es una de las joyas indiscutibles de Barcelona. Enclavado en un lugar privilegiado a los pies de la sierra de Collserola, es un jardín misterioso donde nada es lo que parece; si el País de las Maravillas de Alicia existiera en la Tierra, se parecería mucho a esta joya arquitectónica. Más que una zona de recreo, es un símbolo de Barcelona.

Por eso, los habitantes de la ciudad rara vez lo visitan por dos motivos: su precio y su habitual masificación de turistas. Tengamos en cuenta que la entrada era gratuita no hace tanto tiempo, y la connotación de pertenencia al parque era mucho mayor que ahora, que está cerca de ser poco más que una visita escolar.

La gente que vive en la ciudad ha sido despojada de sus lugares más emblemáticos, y el Park Güell es uno de ellos. Así que si quieres ser un visitante respetuoso que aprecia y admira con responsabilidad esta maravilla artística que en 1984 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, aquí tienes una guía útil para visitarlo.
Encuentra tu habitación en Barcelona
Visitar el Park Güell; lo que hay que saber
El Park Güell no está cerca del centro de Barcelona; es cuesta arriba, así que mejor prepara calzado cómodo y una botella de agua. Puede acceder a él en metro o autobús, que tardarán 20 y 10 minutos, respectivamente. Obviamente, como esta ciudad cuenta con muchos medios de transporte, puedes llegar al parque en coche. Aun así, desaconsejamos esta opción porque, además de ser la menos sostenible, causa muchas molestias a los vecinos del barrio donde se ubica la atracción turística, que ya empiezan a estar asfixiados por tanta gente paseando por las calles. También es recomendable reservar las entradas con antelación porque el aforo del parque es limitado.

La mejor manera de sacar el máximo partido a tu experiencia en el parque es apuntarte a una de las visitas guiadas, que te proporcionarán conocimientos, contexto y herramientas para comprender todo lo que se puede encontrar en este hermoso lugar. Ir por tu cuenta también es posible, por supuesto, y hay quien odia los grupos; en ese caso, te aconsejamos que te hagas con una buena guía en papel o investigues un poco antes de adentrarte en este laberinto de mosaicos y figuras de ensueño. La arquitectura de Gaudí es única en el mundo y, por eso, merece un largo paseo con tiempo y deleite.
Descubre nuestras habitaciones en Barcelona
Los imprescindibles del parque
Hay muchos lugares que descubrir en el Park Güell, pero como primera visita, te recomendamos seguir las rutas señalizadas que encontrarás en el mapa que puedes recoger allí mismo. No te pierdas la escalera del dragón, una de las mascotas de la ciudad, la sala de Hipólita, la Plaza de la Naturaleza, el Pórtico de la Lavandera, los Jardines de Austria en Flor, el Mirador Natural y la Casa del Guarda.

También podrás disfrutar de la naturaleza que te rodea porque el parque es rico en biodiversidad. Puedes perderte en sus rincones, sentarte en sus bancos y pensar, imaginar cómo Gaudí llegó a concebir un lugar que huye de las líneas duras, se integra en el entorno y te transporta a otro planeta.
Encuentra tu hogar en Barcelona
Programa una llamada con nuestro equipo aquí o
Contáctanos en sales@badi.com