Imaginamos que después de haber publicado un superanuncio en badi tendrás que ponerte manos a la obra y hacer todos los trámites para alquilarle la habitación a tu futuro compañero de piso.

Una de las preocupaciones de las personas que alquilan habitaciones es que los inquilinos paguen la renta a tiempo y que lo hagan de forma constante. Este tema es quizás algo incómodo de hablar al principio pero, una vez tengáis ambas partes las cosas claras, irá todo rodado.

Hay diversas opciones existentes para que ante cualquier imprevisto que surja, puedas cobrar siempre el alquiler de tu habitación, ¡atento/a!

1. Contrato de arrendamiento

Firmar un contrato cuando alquilas una habitación es 100% recomendable. A nivel legal, alquilar una habitación no es lo mismo que alquilar un piso porque el alquiler de habitaciones está regulado por el código civil y, el de los pisos, por la ley de arrendamientos urbanos.

El modelo de contrato de arrendamientos urbanos se puede comprar en los estancos, lo puede redactar un profesional o incluso podéis escribirlo o descargarlo online.

En el contrato deberán aparecer los datos identificativos de las partes, la dirección para notificaciones, la dirección, la fianza y descripción de la habitación, cómo se pagarán los gastos,el precio de la renta y hasta cuándo durará el alquiler. Aquí tienes un ejemplo.

2. Anexo con el inventario de la habitación y el piso

En el caso de que alquiles la habitación amueblada, te iría bien hacer un anexo con todas las cosas que tiene la habitación y el piso y adjuntarlo al contrato (tele, lavadora, proyector entre otros electrodomésticos).

3. Fianza

La fianza es un dinero que puedes y debes pedir a tu futuro compañero de piso a modo de garantía, en el caso de alquileres de pisos, es de una  mensualidad del alquiler. Esta fianza te puede servir para cubrir desperfectos del piso o de la habitación, si tu compañero de piso se va antes de lo esperado, o si se rompe algo, por ejemplo.

En el caso del alquiler del piso, la fianza la deberías devolver máximo el mes siguiente de la entrega de las llaves, así que con la habitación puedes contar con el mismo plazo, a no ser que hayáis acordado algo diferente. Cuando te entreguen la fianza, haz un recibo firmado con la fecha y vuestro nombre, para tener un comprobante de cuánto y cuándo te han pagado.

Intenta, 15 días antes de la finalización del contrato, ¡recordar que has de devolver la fianza!

En principio, tienes la obligación de depositar la fianza en un organismo público, es una forma de proteger también a tu compañero de piso y a ti. Haz clic aquí para saber dónde depositar la fianza en:

4. Transferencias bancarias

Con badi puedes hacer que tu habitación esté reservada con el pago del primer mes del alquiler mediante el sistema de pago seguro, una vez que hayas aceptado la solicitud de tu futuro compañero de piso. Intenta que tu compañero de piso te haga todos los pagos por transferencia bancaria una vez firméis el contrato, podréis controlar mucho mejor que te ha pagado y qué no.

5. Fiador solidario

También puedes nombrar un fiador solidario que responda a las obligaciones que se deriven del contrato en caso de posibles impagos. Pueden ser los padres de tu compañero de piso, un amigo o hermano, etc.

6. Seguros de alquiler

También puedes hacerte un seguro de alquiler. En caso que tu compañero de piso deje de pagar, podrás cobrar igualmente la renta asegurándote cobrar cada mes aunque haya impagos. Tanto si el piso se ha quedado vacío por un contratiempo como si el inquilino se retrasa en el pago. Es una manera de garantizar que el cobro de tu mensualidad pase lo que pase.

7. Estudios de viabilidad financiera

Haciendo un estudio de viabilidad financiera, sabrás si tu futuro compañero de piso es moroso o no. Pide un estudio en esta web, ellos llamarán a tu compañero de piso para pedir el consentimiento (sin él, no se puede). En el análisis podrás saber si esa persona tiene impagos, si está en la lista de morosos e incluso si debe dinero.

Otro de los puntos importantes sería pedir el contrato de trabajo a tu futuro compañero de piso y en caso de que esté estudiando o sea freelance, puedes pedir el del aval (ya sean los padres, un hermano/a o un amigo/a).

Lo sabemos, los trámites para alquilar tu habitación no son tarea fácil y, por eso, en badi te informamos bien para que sepas todo lo que hay que saber sobre estos temas, ¡no te pierdas nuestros post e infórmate de todo!