Hace un calor que te mueres. Además de eso, tu casa parece un horno. Pero tampoco te quieres dejar el sueldo en aire acondicionado o en ventiladores. ¿Qué hacer? 

En España hemos alcanzado los 40 grados en muchos puntos y la cifra más alta de gasto en electricidad, según datos de la Red Eléctrica, es de 39.981 MW. El aire acondicionado, uno de nuestros salvadores, según la OCU comporta un gasto de 170 kwh de gasto anual.

Qué hacer para no tener calor sin disparar el gasto en casa

Para evitar pagar un riñón y parte del otro en la factura de la luz durante el verano, es importante que tu aparato de aire acondicionado sea eficiente. Hay que poner el aire acondicionado en un rango entre los 22 y los 25 grados, según el Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios  (RITE).

1 ¡No te pases con el aire acondicionado!

Es recomendable apagar el aire acondicionado por la noche, o al menos regular la temperatura y el tiempo de encendido durante su programación. ¿Tus compañeros de piso son calurosos? Intentad llegar a un acuerdo, no querrás que tu piso parezca la habitación de Ana y Elsa en Frozen.

TIP: No te olvides de limpiar los filtros del aparato del aire acondicionado. Los filtros sin polvo gastan menos que los que están sucios. Lo puedes hacer con agua templada y jabón y, cuando estén secos, los puedes volver a poner.

2 Que corra el aire y la brisa

Intenta abrir las ventanas lo máximo posible. Sobre todo, por la mañana y por la noche. Cuando llegue el calor del oeste con bola western incluida, entonces ciérrala. Enciende el aire acondicionado solo antes de que la gotita de sudor esté a punto de precipitarse por tu frente (como a Tom Cruise en Misión Imposible).

TIP: Usa la ventilación cruzada, es decir, abre las ventanas opuestas para crear corriente.

3 Baja las persianas durante las horas de sol

Las primeras horas de la mañana suelen ser las más frescas, ya que durante la noche la temperatura disminuye. Abre las ventanas y ventilar tu piso unos minutos a primera y última hora. Esto ayudará a refrescar las habitaciones.

TIP: En las horas centrales del día, baja persianas y toldos para evitar que se caliente el piso a lo horno de pizza y aumente la temperatura interior.

4 Invierte en un buen ventilador y mójate

Los ventiladores son más baratos y también dan frescor a tu ambiente. ¿No es suficiente? Prueba a poner los pies en una palangana con agua fresca, a darte una buena ducha o a mojarte las muñecas con agua fresquita. Bajarás unos cuantos grados tu temperatura corporal.

TIP: Puedes poner delante del ventilador un recipiente metálico con hielo y sal gruesa. El aire que pase ¡se enfriará!

5 Ropa fresca para ti y para tu casa

Suena obvio pero, no te vistas con tejidos sintéticos o ropa ajustada en casa, transpira peor. Guarda cojines, alfombras y sábanas que sean calurosas.

TIP: Utiliza materiales como el lino o el algodón, son lo mejor.

6 Comida ligera y nada de cosas al horno

Come ligero y, cuando cocines, pon el extractor para renovar el aire y bajar la temperatura de la cocina. Evita fritos o usar mucho el horno o la cocción en estas fechas, la temperatura ambiental y la corporal te lo agradecerán.

7 Usa bombillas LED y reduce el calor en casa

Además de hacer tu casa más ecológica, las bombillas LED son menos calurosas. Los focos halógenos y las bombillas incandescentes, además de estar prohibidas, son muy calientes.

TIP: ¡Apaga todas las luces que puedas si no las estás utilizando!

8 Usa los electrodomésticos de noche

Algunos electrodomésticos, como el lavavajillas, la lavadora o la plancha desprenden mucho calor. Los ordenadores, la tele y la play, también. Intenta utilizarlos de noche, cuando bajen las temperaturas y evita ver la tele en la habitación para no asarte como un pollo.

TIP: No tiendas la ropa dentro de casa, la humedad del aire da más sensación de calor.

Vive más ecológico

¿Te preocupa este calor tan raruno debido al cambio climático? Intenta hacer tu casa más ecológica o vivir con menos plástico. Entre todos, conseguiremos bajar la temperatura global del planeta. Intenta que tus compañeros de piso se unan a ti este verano para mantener tanto el piso, como el planeta a una temperatura razonable.

¿Quieres más consejos para tu piso? No te pierdas el blog de badi, te daremos tips para que compartir piso, sea toda una experiencia.