Cómo redactar el contrato de alquiler de habitaciones

Actualizado el jueves, 21 enero, 2021

A la hora de alquilar una habitación legalmente en España uno de los requisitos esenciales es redactar un contrato que cumpla con la legalidad vigente. Pero también es muy importante que te proteja y garantice tu seguridad y tranquilidad a largo plazo.

Hoy contamos de nuevo con nuestros asesores legales de Cuatrecasas para recoger en este post toda la información que debes tener en cuenta a la hora de redactar el contrato de alquiler de una habitación.

La legislación en el alquiler de habitaciones en España

Actualmente, el alquiler de habitaciones en España se rige por las normas del Código Civil que data de 1889 y tan solo contiene una regulación genérica sobre el arrendamiento.

Entre dichas obligaciones genéricas estaría, además de las de pagar el precio convenido por su ocupación, la de mantener la habitación en adecuadas condiciones de uso, haciendo un uso responsable de la misma y de los demás elementos comunes que se compartan, así como devolverla, al finalizar el contrato, en el estado en que la recibió. 

Para garantizar el cumplimiento de estas obligaciones, establecer un marco temporal y dejar detallada la relación entre el arrendador (quien alquila la habitación a cambio de un importe) y el arrendatario (el inquilino que pagará el importe a cambio del uso de la habitación) es necesario redactar un contrato.

Recomendaciones a la hora de redactar el contrato de alquiler de habitaciones

Para evitar problemas futuros, a la hora de suscribir el contrato es mejor para ambas partes:

  • hacerlo de forma escrita, a través de un documento que deje claras las obligaciones y responsabilidades para cada una de ellas, y al que se pueda acudir en caso de desavenencia;
  • realizar una visita previa al inmueble o vivienda y en particular a la habitación que va a ser objeto de arrendamiento, al efecto de verificar el estado de conservación, los servicios de que dispone y otras características del espacio a arrendar (por ej. los espacios comunes que van a compartirse en la vivienda).

Qué incluir en el contrato de alquiler de habitaciones

El contenido mínimo que debería quedar plasmado en el acuerdo que firmen arrendador y arrendatario debería incluir en todo caso los siguientes puntos:

  • El importe del precio, con desglose de qué conceptos se encuentran incluidos en el mismo, así como la forma en que el arrendatario deberá hacerlo efectivo. 
  • La duración por la que se pacta el alquiler de la habitación, así como si existe o no derecho a prorrogar el mismo cuando finalice el plazo inicial acordado.
  • Qué condiciones regirán el alquiler, ya sean referidas al uso de los espacios comunes de la vivienda, como a las posibles reparaciones que deban hacerse, la admisión de mascotas en la vivienda, norma sobre ruido y cualquier otra que pueda resultar relevante.

En caso de que el arrendatario entregue una fianza o aval, deberá quedar fijada la cuantía del mismo, para qué y cuándo podrá usarse ese importe, así como en qué condiciones será devuelto.

Asimismo, y pese a que no es esencial su inclusión, resulta muy recomendable incluir en el contrato de alquiler un inventario de los muebles en caso de que la habitación se alquile con los mismos, así como una descripción del estado en que la misma se encuentra en el momento de la firma, de forma que se eviten a futuro posibles desavenencias sobre el origen de los desperfectos que puedan encontrarse.

Qué cláusulas no son válidas

En el caso de que uses un contrato de alquiler genérico como referencia para redactar las condiciones de arrendamiento de tu habitación, te informamos de que puedes encontrar cláusulas nulas que no debes incorporar en tu documento. Se trata de condiciones no contempladas por la legalidad y que incumplen los derechos recogidos en la Ley de Arrendamientos urbanos (LAU). 

Las cláusulas nulas más frecuentes son:

  • Las que obligan a que el inquilino asuma todas las reparaciones.
  • Las que incluyen gastos de comunidad y de gestión inmobiliaria.
  • Las que obligan al pago por adelantado.

Si quieres conocer otros detalles sobre la legislación vigente en el alquiler de habitaciones en España consulta nuestro último post sobre la ley de arrendamientos urbanos. También puedes encontrar más información sobre las condiciones que no puedes incluir en tu documento de alquiler en nuestro post sobre las cláusulas nulas en un contrato de alquiler.

En Badi te ofrecemos una manera fácil y segura de encontrar y reservar tu habitación. Nuestras garantías te cubren frente a posibles imprevistos y nuestro equipo está aquí para ayudarte en lo que necesites.