Cómo evitar errores frecuentes como propietario

Uno de los puntos más difíciles de llevar cuando estás dispuesto a tener pisos en alquiler directo como propietario es el hecho de conseguir cumplir con tus obligaciones y no cometer errores como casero que puedan dañar tu relación con el inquilino.
Por eso, aquí te vamos a contar algunos de los errores más comunes y cómo evitarlos para que cuando decidas publicar tu casa en la plataforma de badi, donde puedes encontrar rápidamente a algún interesado, no tengas problemas como casero.

Sobre todo en pisos de alquiler directo por el propietario

Uno de los errores más típicos es en referencia a la comunicación. El hecho de no haber un entendimiento desde el inicio, antes de firmar el contrato, podría complicar el tiempo de arrendamiento en que esa o esas personas estén en tu casa. De ahí que, siempre cumpliendo con los derechos del propietario impuestos por la ley, es conveniente que todo quede bien claro y sellado en el contrato, para que en un futuro no haya dudas sobre ningún aspecto del cuidado de la casa.
Además, ser solvente y eficaz a la hora de resolver los posibles problemas de tu inquilino te ayudará a que éste sienta que está respaldado por ti y, por lo tanto, que no va a tener mayores obstáculos en los próximos desperfectos que pueda encontrar.
Para ello es muy conveniente que a la hora de elegir a tu inquilino, como propietario hayas hecho un trabajo previo de selección, utilizando las herramientas que esta plataforma te ofrece, como su chat personalizado o el hecho de saber que todos sus perfiles están comprobados y son verídicos.
Otra cosa importante al tener una casa de alquiler directo por el propietario es que tu contacto sea sin intermediarios y directamente con el inquilino. De esta forma podrás hacerte una idea de cómo será tu futuro inquilino.

Cuidado con sobrepasar los derechos del propietario

Sin embargo, no has de confundir tus deseos y buena comunicación con el hecho de sobrepasar la raya de la relación que os une, casero - inquilino. Mucha gente se llega a equivocar y puede, incluso, exceder los derechos del nudo propietario y acudir a la casa sin avisar. Has de ser consciente que una vez alquilas tu casa, esta pertenece a las personas que vivan en ella, ya sea compartiendo el piso, una práctica cada día más habitual, o con un modelo más familiar.

Por lo tanto, como casero es muy recomendable estar dispuesto a hacer lo necesario como para que tu arrendatario se sienta respaldado por ti, lo que, seguramente, le lleve a pasarse una larga temporada en tu casa con los beneficios económicos que eso supone para ti.

*Leer aviso legal a continuación