Si estás buscando un apartamento en alquiler en Madrid, no te olvides de elegir una zona que encaje con tu forma de ser, tu estilo de vida y tus aficiones.

La capital española hace tiempo que se ha convertido en un tapiz territorial, cuyos diversos espacios urbanos definen a las personas que viven en ellas.Por eso, la pregunta que debes hacerte si te planteas vivir en Madrid no es qué zonas son las mejores, sino qué tipo de personas eres, cuál es tu forma de vestir o cuál es tu actividad profesional para saber qué barrio o zona madrileña va más contigo.

Una ciudad de ciudades

Algunas zonas de la capital son tan extensas y particulares que cuentan con su propia identidad, formando barrios que todavía mantienen la esencia de antaño y que todavía ofrecen un alojamiento económico en Madrid. Carabanchel, por ejemplo, es uno de los distritos más castizos gracias a barrios como el de Vista Alegre, Opañel, Comillas o San Isidro. Aquí podrás experimentar una vida tranquila y familiar, pero bulliciosa gracias a sus calles plagadas de comercios de siempre y a la vida cotidiana de sus vecinos.

Lo mismo sucede con Vallecas, de la que aún emana una cierta imagen de pueblo, sobre todo en el distrito de la Villa de Vallecas. Además, Entrevías, Santa Eugenia, Numancia o el casco histórico son barrios con un auténtico espíritu obrero y que apuestan por la diversidad y las causas sociales.

Lo más in: Chueca, Malasaña, Latina o Lavapiés

Más allá de ser el nido del colectivo LGTBI, Chueca es también un lugar para artistas y emprendedores, donde encontrarás una de las mayores ofertas gastronómicas, además de las tiendas de moda y decoración más vanguardistas de la ciudad. La vecina Malasaña no se queda atrás y es ideal para personas que quieren vivir donde esté la marcha.

Por otro lado, La Latina tiene su propio sello de identidad, poblado de esos modernitos más calmados que se acercan a los 40, dispuestos a tomar unas cañas bajo el sol a todas horas en los miles de bares y tabernas con encanto que transcurren entre la Cava Baja y la Alta.

Por último, Lavapiés. Con sus edificios que aún conservan los patios interiores al estilo de las corralas viejas, quizá sea el lugar con más personalidad para encontrar un apartamento de alquiler en Madrid. Es perfecto para personas que buscan inspiración y otro método de vida, gracias a su ambiente étnico abigarrado de colores y aromas que salen de sus pequeños restaurantes y sus tiendas de todos los lugares del mundo.

No pierdas Conde Duque o Madrid Río

Estas dos zonas son lo último de lo último. Ambas se han convertido en dos focos culturales importantes de la ciudad madrileña. Si Conde Duque es una de las mejores zonas de Madrid ahora mismo se debe al centro cultural del mismo nombre, un lugar para recitales, exposiciones e interesantes talleres; mientras que la cercana calle Pez es la cuna de los restaurantes más de moda. Lo mismo sucede con Madrid Río y las laderas verdes del Manzanares, con el Matadero como lugar de urban markets, teatro y demás eventos culturales outsider.