Antes de plantarte cuánto se gana alquilando una habitación, debes saber si reúne las cualidades que pide el mercado actual.

En España, el independizarse ya no es sinónimo de comprarse un piso o una casa. Nuestro país sigue el rumbo de las principales potencias europeas, donde es más que habitual compartir morada pasados los treinta. El boom del alquiler compartido ha revalorizado la figura del casero; esa persona que pone precio a la habitación. Sin embargo, el baremo obedece en muchos casos a la subjetividad y no siempre es acorde a la realidad. Por lo tanto, desde badi nos hemos propuesto darte algunas pistas para que pidas la cantidad más justa en función del valor que tiene en el mercado y sepas exactamente cuánto se puede cobrar por alquilar una habitación en cierta zona o con determinadas características.

La ubicación marca la diferencia

Si dispones de un inmueble listo para alquilar en España deberás considerar que la ciudad en la que se encuentre jugará un papel importante en el coste de la renta. Por ejemplo, si se encuentra en Madrid, Barcelona o Valencia ¡estás de suerte! Y es que en los últimos años, el precio en estas ciudades se ha disparado por las nubes. Una buena noticia para el casero y no tanto para el inquilino. Según recientes estudios, en Madrid y Barcelona ya se supera el precio medio de los 400€  por habitación. De hecho, varios de sus distritos están incluso por encima de dicha media, siendo Vila de Gracia (444€), la Nova Esquerra de l’Eixample (4322€) y la Sagrada Familia (416€), algunos de los barrios más costosos por su ubicación en Barcelona.

En Madrid sucede lo mismo la zona de Chamberí, en pleno corazón universitario, los seis barrios de los que se compone el distrito (Gaztambide, Arapiles, Trafalgar, Almagro, Ríos Rosas y Vallehermoso) son altamente demandados por los estudiantes, lo cual es una gran ventaja a la hora de sacar rendimiento a un piso. Dicho de otra manera, está justificado el cobrar más aquí por alquilar una habitación que en el extrarradio. El precio obedece a la demanda.

A mayores comodidades, mayores opciones de ganar más alquilando una habitación

¿Cuánto se gana alquilando una habitación? Pues es una regla de tres. Cuantas más comodidades y servicios incluya, más posibilidades de elevar el precio. Añadidos como terraza, buena conexión de Internet o un piso bien decorado siempre suman. No obstante, nada le da más valor a una habitación en Madrid que una piscina comunitaria. El verano se hace muy largo en la capital sin playa y bajo unas temperaturas abrasadoras, por lo que el ofrecer ese chapuzón de placer después del trabajo o las clases es siempre un punto a favor. Menos importante es en Barcelona, pero en el caso de la ‘ciudad condal’ el valor añadido está en la cercanía con el mar. Este perfil no baja de los 300€ mensuales.

El tamaño sí importa

En lo que a las habitaciones se refiere, el tamaño importa y mucho. El ofrecer una habitación con cama doble, televisión, escritorio y ropero son factores determinantes para diferenciarse entre la competencia y poder pedir más al futuro inquilino.

De un tiempo a esta parte, España se ha convertido en el hogar de muchos extranjeros fascinados por las muchas horas de sol que garantiza en comparación con otras naciones del entorno. Muchos ‘freelancers’ se establecen aquí y convierten la habitación en un espacio de trabajo, por lo una buena iluminación exterior e interior pueden determinar también cuánto se gana por una habitación.