¿Te mudas y no sabes por dónde empezar? Nosotros te contamos cuáles son los pasos a seguir para que tu mudanza salga según lo previsto y no sea un drama.

Trámites administrativos

Antes de que te pongas nervioso queremos subrayar que algunas de estas gestiones debe hacerlas el propietario del apartamento. Pero, ¿de qué trámites estamos hablando? Por ejemplo, una persona que tiene en mente mudarse a Barcelona debe cerciorarse que ese apartamento cuenta con un suministro eléctrico y de gas natural que funcione perfectamente. En primer lugar, el inquilino tiene que preguntarle directamente a su propietario sobre el estado de las construcciones eléctricas y gasìsticas de su hogar, para que sea el dueño el que compruebe en las oficinas de la distribuidora Endesa San Baudilio de Llobregat (Barcelona) si todo marcha de forma impecable. Una comprobación que también se puede hacer a través del teléfono Endesa con los datos de los suministros de la vivienda que aparecen en las facturas de energía.

Una vez que el propietario hable con el inquilino sobre el estado de las construcciones del apartamento, el inquilino puede cambiarse de compañías de luz y de gas si así lo desea. La razón es encontrar una compañía eléctrica o gasística más barata que permita al arrendatario ahorrar tanto energía como dinero a final de mes.

Al margen de los trámites energéticos, los inquilinos deben tener presente que existe una gestión a realizar por ellos en el momento que se mudan de casa. En esta ocasión nos referimos al cambio de dirección de los documentos oficiales así como de todas las suscripciones que reciba esa persona por correo ordinario.

A la hora de cambiar de domicilio, la gestión más importante es modificar los datos en el Certificado de Empadronamiento si el inquilino se cambia de localidad. Un documento que está regulado por la Disposición 3109 y que se modifica a través del Ayuntamiento de la nueva localidad.

Hacer limpieza en el hogar

Una persona que afronta una mudanza debe tener presente que cambiarse de casa es la oportunidad perfecta para limpiar tu antiguo hogar y clasificar tus pertenencias. Tal vez esta premisa te parezca una tontería pero es una acción muy positiva puesto que todos el mundo debe tener la oportunidad de reflexionar sobre los objetos que tiene y los que quiere conservar.

Organizar tus enseres

Una vez que el inquilino se haya decidido a ordenar sus pertenencias debe tener presente estos conceptos:

  1. Tirar. Las cosas que estén rotas o viejas no las quieres para nada. Cuanto antes se asuma mejor que mejor. Sabemos que deshacernos de ciertos objetos nos da nostalgia pero de eso te trata hacer limpieza.
  2. Donar. No hay que olvidar que existen numerosas asociaciones que trabajan con personas necesitadas. Antes de mudarte de casa piensa en ello y dona  los enseres que no utilices y se encuentren en perfecto estado. Además de ganar espacio estarás ayudando a mucha gente.
  3. Guardar. Empaqueta los objetos útiles, prácticos o que tengan un valor sentimental para ti así como los muebles y la ropa que quieras llevarte a tu nueva casa. Utiliza cajas transparentes, bolsas de basura -en las cuales meterás la ropa de cama y de baño, las cortinas, las alfombras, etcétera- y los propios muebles con cajones. Muchas gente no se da cuenta pero durante la mudanza las mesitas de noche y las cómodas no hace falta vaciarlas. Gracias a este truco ganarás mucho tiempo.
  4. Organizar. Un tip a destacar es el relacionado con la organización. Usa etiquetas para poner a las cajas y bolsas para identificar los objetos que van dentro.
  5. Proteger. Compra plástico con burbujas para proteger tus muebles y los objetos frágiles.

Contratar una empresa de mudanzas

Ponerse en contacto con una empresa de transporte ayuda mucho a la hora de realizar una mudanza ya que el inquilino solo tendrá que preocuparse por preparar sus cajas y muebles, reservar la fecha del traslado y disfrutar del servicio.

Apostar por una empresa que cuente con una logística adecuada a las necesidades del cliente y con un seguro de responsabilidad civil que cubra posibles daños es una apuesta segura cuando hablamos de mudanzas.