Más de una vez, cuando llega el tan anhelado día de cobrar, el entusiasmo se apodera de nosotros y gastamos más de lo que deberíamos.

Esto puede ser un problema cuando pasan las primeras semanas del mes y nuestra cuenta bancaria tiene menos de lo que debería. La mayoría de la población pasa por esta situación, pero esto no significa que no lo podamos evitar. A continuación, badi te trae una serie de sugerencias que te ayudarán a pasar los últimos días del mes con tranquilidad.

Haz una previsión de tus gastos

Lo primero que debes hacer es organizar tu dinero disponible. Coge una libreta y apunta los gastos que sueles tener al mes, ya que, una vez que cobres, una parte del salario vaya destinada a un alquiler o hipoteca y a una serie de facturas. Por lo tanto, no podrás contar con esos euros para tus gastos diarios. Piensa también que a veces el dinero se va en cosas que no solemos fijarnos como ese café que compramos por capricho o coger un taxi en vez del bus.

Crea listas de la compra

Después de hacer cuentas, es momento de realizar una lista de la compra. Hay varias maneras de hacerlas, por lo que será mejor que escojas la que más se adapte a tus necesidades. Algunas personas prefieren ir uno o dos días a un gran centro comercial y realizar una gran compra que les dure prácticamente todo el mes. En este caso, puedes escribir una lista general de todo aquello que vayas a usar en 30 días. Si no tienes muy claro qué vas a comer durante cuatro semanas o lo que vas a necesitar, puedes hacer pequeñas listas y comprar cada seis o siete días. Sea como sea, ten en cuenta la cifra máxima que puedes gastar y reserva una pequeña parte para emergencias.

A la hora de adquirir los diferentes productos que precisas, recuerda que hay una gran variedad de marcas. Si eliges los más populares o los de las empresas más codiciadas, tu factura se incrementará notablemente. Por ello, trata de escoger marcas blancas en todo aquello que puedas. Ya sea por su dueño o su ubicación, algunos establecimientos son más baratos que otros, así que, si localizas los más convenientes, tendrás un descuento extra.  

Recorta gastos en tu hogar

También puedes seguir una serie de pautas en tu domicilio, como por ejemplo aprovechar las horas de luz natural. De este modo, no utilizarás tanta electricidad. En la misma línea, las bombillas de bajo consumo son una excelente opción que a la larga te ayudará a ahorrar unos cuantos euros. En ocasiones, hay electrodomésticos o dispositivos que consumen energía sólo por estar enchufados, por lo que mantenerlos sin suministro eléctrico también será beneficioso.

Alquila una habitación

Una idea interesante es alquilar una habitación de tu hogar. Desde badi te facilitamos esta tarea, ya que a través de nuestra plataforma conocerás un gran número de posibles compañeros de piso en poco tiempo. Además, la idea de nuestra app es que encuentres a alguien con el que no solo compartas la cocina y el baño sino alguien con el que sentirte afín y compartir hobbies. Siguiendo la línea del algoritmo de match de Tinder, badi te permitirá encontrar a la persona idónea. Solo tienes que elegir los filtros que consideres, seleccionar los perfiles que más te gusten y enviarles una solicitud. Podrás hablar con ellos con el chat de la app sin tener que dar tu número de teléfono así de primeras. Pero recuerda que es imprescindible registrarte para entrar en la app, o entrar con tu cuenta de Facebook, badi siempre pedirá una forma de verificación para controlar que no existan perfiles falsos. ¿Te apuntas a la búsqueda de un nuevo compañero de piso?

Llegar a fin de mes puede causar más de un dolor de cabeza, pero si sigues los siguientes consejos, conseguirás hacerlo sin tener problemas económicos.