Cada vez estamos más concienciados sobre la contaminación y el calentamiento global, y muchos aspectos de nuestra vida han pasado a ser mucho más eco-friendly, ¡incluso nuestros hogares!

Por que sí, lo natural está de moda, y no solo porque así dañamos menos al planeta, sino también porque al fin y al cabo sale más barato (y ahorrar un poquito nunca viene mal 😉). Es por ello que, para hacer más fácil vuestra transición al team eco-friendly, os traemos varios consejos muy útiles para reciclar y economizar junto a vuestros compañeros de piso sin sufrir demasiado. Suena bien, ¿eh?

1. Piensa en verde: Una de las cosas más importantes para que tu casa sea más respetuosa con el medioambiente, son las plantas. Éstas nos acercan a la naturaleza, purifican el aire y además combaten la polución absorbiendo gases nocivos y partículas químicas, ¡y no nos olvidemos de que quedan preciosas en cualquier parte de la casa! Si tienes una terracita, puedes ponerte manos a la obra y montarte un huerto urbano. Pero, si tu casa es un poco más pequeña o no tienes balcón, ¡tampoco tienes excusa! Desde badi te proponemos colgar unas kokedamas del techo y dejar que la naturaleza fluya 🌱.

2. ¡Pon tu imaginación en marcha!: Si de verdad quieres seguir al pie de la letra la regla de las tres R’s (reducir, reciclar y reutilizar), te retamos a que diseñes tus propios muebles. Puedes hacerte desde la típica cama hecha con palés hasta una estantería hecha a partir de una guitarra o las tablas de skate que ya no utilizas. ¡La imaginación está a la orden del día! Y si tampoco te consideras muy manitas, puedes crear letras decorativas reciclando los tapones de las botellas de vino o puedes hacer un felpudo para tu casa ¡las opciones son infinitas!

3. Opta por muebles de segunda mano, tienen mucho más encanto: Pásate por uno de los muchos rastros y mercadillos que encontrarás en tu ciudad. ¡Ahí descubrirás verdaderas joyas repletas de originalidad que aportarán una brisa de aire fresco a vuestro piso! Si eres de Barcelona, te proponemos ir al Lost&Found Market, que se celebra normalmente en la Estació de Franca. Pero si vives en la capital, te recomendamos sin duda ir a El Rastro, un mercadillo con mucha historia que tiene lugar todos los domingos en pleno centro de Madrid.

Al fin y al cabo, da igual si decides poner unas cuantas plantas en tu casa, construir un mueble desde materiales reciclables o darle una segunda vida a alguno de los muebles que encuentres en el mercadillo al que vayas. Porque ¡todo pequeño gesto cuenta!, y no solo para cuidar el planeta, si no también tu cartera. 😎

Si tú también tienes alguna idea para hacer de nuestro comedor un espacio más eco-friendly, ¡no dudes en comentar!