Compartir piso es toda una aventura. Ahora, los espacios comunes adquieren mayor importancia que nunca. Rincones de estudio, de trabajo o lugares de descanso o juego cobran importancia en la nueva forma de convivir del siglo XXI.

Te damos algunos tips de decoración para espacios comunes en pisos compartidos para que reine la armonía a la hora de compartir espacio.

Si hay buen rollo, todo fluirá

Para compartir espacios de forma fluida, la clave es tener una relación armoniosa con tus compañeros de piso. Para ello, la negociación a la hora de tomar de decisiones es fundamental.

Antes de ponerse manos a la obra, es momento de hacer la primera elección: ¿qué tipo de decoración tendrá el piso? Una recomendación es apostar por un estilo relajado y que esté de moda. Básicamente porque será sencillo y barato.

Apuesta por lo bohemio, minimalista y ecológico

Son estilos cuya base está en el equilibrio; por tanto se pueden adecuar a diferentes gustos. Paredes de colores claros, plantas, un par de cuadros y estanterías con objetos de valor para todos, ¡suena bien!

Un estilo ecléctico y que puede gustarle a todo el mundo es el Boho Chic. Es libre, sin patrones y su gracia está en mezclar un poco de todo. Es algo así como si Steven Tyler, Lenny Kravitz y John Lenon tuvieran que ponerse de acuerdo para decorar una habitación.

Todo lo que hay que hacer es combinar muebles y comenzar a buscar objetos que te ayuden a conseguir un buen resultado.

La habitación será tu santuario

En tu habitación tienes el control total, puedes hacer y deshacer (mientras que el propietario lo permita) e impulsar tu creatividad al máximo. Por eso, las extravagancias a lo Alaska y Mario, mejor no llevarlas a los espacios comunes.

Si no te gustan los colores neutros del salón, aprovecha y usa la paleta que quieras en tu espacio. Coloca esa alfombra que a tu compañero le parece horrible, instala la lámpara con piernas de mujer de cabaret y let it go, a lo Frozen. ¡Que ni siquiera el cielo te limite! 😉

Elige muebles y deco funcional

Elige decoración funcional. No puedes cambiar que tu compañero de piso sea desorganizado, pero tener una decoración práctica os evitará disputas.

Utilizar cajones o cajas para guardar cosas, poner mesas multifuncionales en lugares centrales de la casa para estudiar o comer son grandes opciones.

Para los más “gamers”, también podéis crear una sala de juegos compartida con videojuegos, juegos de mesa y hasta ping pong, ¡quién sabe!

Pásatelo bien decorando

Suena obvio pero a veces no lo es tanto. Cuando no hay puntos de encuentro las tensiones se avivan y decorar tu hogar puede convertirse en una ardua tarea.

Lo recomendable es amoldarse a las diferencias de estilo sin tener que sacrificar las tuyas. Ábrete a los cambios, a la diversidad y déjate llevar.

En badi sabemos que buscar habitación implica compartir piso, espacios y amistad. Por eso, damos tips sobre convivencia, decoración y otros temas en nuestros post, ¡no te los pierdas!