Si quieres alquilar y no sabes dónde anunciar una habitación libre, sigue estos consejos para hacer de tu casa el paraíso de cualquier inquilino.

En un mundo tan cambiante y global, cada vez es más común vivir de alquiler. Al tratarse precisamente de una tendencia en continua expansión, la oferta también es cada vez mayor y, si te estás preguntando dónde anunciar una habitación libre para alquilar, ¡es fundamental que te desmarques de la competencia! Por ello, en badi te damos las pautas esenciales para que tu vivienda destaque sobre el resto y se convierta en la primera opción para cualquier inquilino.

Poner la casa a punto

La limpieza es un elemento fundamental porque ejerce de primer filtro, así que tenlo siempre en cuenta. Si no lo has hecho recientemente, también es muy importante que le des una nueva capa de pintura a la vivienda, preferiblemente con colores y tonos neutros.

Aprovecha también para reparar o renovar todo aquello que no funcione y, hasta que no vivamos en un mundo completamente ‘wireless’, asegúrate de que todas las estancias tengan varios puntos de luz para los enchufes, especialmente en zonas como la cocina y el baño.

Además, hay algunos trucos simples y económicos para hacer que tu casa parezca renovada y a la última con unos pequeños toques. Por ejemplo, te animamos a que añadas una fila de azulejos en el frontal de la cocina (las grecas son un ‘must’ en los países nórdicos), un consejo no solo decorativo, sino también muy útil para proteger una zona de la pared especialmente expuesta a los golpes y la suciedad.

Convierte tu casa en un lugar acogedor

Si le has echado un vistazo a las redes sociales para saber cómo y dónde anunciar una habitación libre para alquilar, te habrás dado cuenta de que es imprescindible abanderar lo ‘cozy’. Para conseguir que tu casa sea acogedora, evita saturar los espacios, más aún cuando lo minimalista está de moda, y evita comprar todos los muebles conjuntados.

En ese sentido, te recomendamos que utilices muebles reciclados y de segunda mano, ya que dan un toque original y vintage, generan personalidad y son una alternativa económica.

Otra manera sencilla de generar una sensación acogedora es incluir plantas en las estancias comunes como la cocina, el baño y el salón; sin olvidarte de añadir algún jarrón con flores frescas de temporada.

Y como truco final e infalible, no te olvides de hornear galletas o un bizcocho cuando recibas por primera vez a tu futuro badi. ¡No hay nada como ese olor para sentirse en casa!