Por fin has decidido alquilar esa habitación vacía y sacarle algo de rendimiento y de paso, conocer alguien nuevo con el que compartir tu piso. Entonces, te sientas delante del ordenador...y no sabes cómo empezar.


No te preocupes porque en badi, te lo ponemos fácil y te damos algunas ideas de cómo redactar el anuncio perfecto para que todo el mundo quiera quedarse en tu habitación.

1. Escríbele un buen título a tu anuncio

Utiliza un buen título para describir la habitación que quieres alquilar. Intenta que sea original pero, si no te sale, que enfatice algo muy bueno de la habitación. Te damos algunos ejemplos:

Títulos originales:

  • Habitación luminosa con balcón al estilo Romeo y Julieta
  • Habitación grande y luminosa para concentrarse mucho, mucho
  • Habitación ideal para Eixample Lovers
  • Habitación con más encanto que la peli de Amélie

Títulos descriptivos:

  • Habitación con baño privado en el Gótico de Barcelona
  • Habitación con terraza y mucha luz natural en Lavapiés
  • Habitación individual en el Barrio del Carmen, ¡bienvenidas mascotas!

Si además te vienes arriba y juntas la descripción con la originalidad, mejor te quedará:

  • Habitación doble para tortolitos en Gràcia.

2. Haz una lista con todos los términos del alquiler

Échale un vistazo a nuestra checklist de en qué fijarse cuando vas a alquilar una habitación. Puedes usar esa misma guía para redactar la parte más informativa y, al hacerlo, intenta que la lista esté ordenada, clara y si puede ser, que tenga bulletpoints para que sea más fácil leerla.

  • Ubicación del piso.
  • Precio y tiempo del alquiler.
  • Beneficios de la habitación: luz natural, baño privado, tamaño, con terraza o balcón, permitido a mascotas.
  • Servicios que están incluidos: electricidad, servicio de agua, TV por cable, Internet…
  • Parking y transporte cercano.
  • ¿Se puede fumar?
  • ¿Se permiten mascotas?
  • ¿Cuándo estará disponible para alquilar?
  • ¿Cuáles son los intereses de tus futuros compañeros de piso?
  • Preferencias: ¿chicas, chicos, parejas?

3. Los detalles importan

Si tiene limpieza incluida, escribe cuándo vienen a limpiar y qué parte del presupuesto va para ello. Si pones que la ubicación es buena, escribe qué líneas de metro y autobús pasan cerca o si está cerca de mercados, restaurantes, cafés o bibliotecas, explica cómo y cuáles son.

4. Habla un poco de ti y mejor, en positivo

Dar algún apunte personal en el “sobre mí” también ayuda a generar confianza. No hace falta que sea muy largo pero sí, personal. Un anuncio que ponga “me gusta el cine” no aporta mucho y podría generar desconfianza.

Ejemplo:

  • “¡Hola! Soy Marta, una loca del deporte y de levantarme tarde los domingos. Busco a una compañera de piso majeta y con la que de vez en cuando, salir a correr.”

Decir lo que no te gusta también puede dar algo de yuyu así que, si por ejemplo no quieres que tu nuevo compañero de piso fume y es muy importante para ti podrías poner algo así:

  • “Hola, soy Miguel, informático de profesión y gourmet de afición. Busco un compañero de piso tranquilo y de hábitos saludables.

5. Revisa la ortografía y el texto

No queremos que a la gente le sangren los ojos cuando lean nuestro anuncio y, sobre todo queremos que la gente lo entienda fácilmente. Usa frases cortas, revisa la ortografía de tu texto unas cuantas veces y mira que no te hayas dejado nada importante.

Alquilar la habitación, no es tarea fácil y, por eso, en badi  te ayudamos a conseguirlo. Una de las maneras de hacerlo es escribiendo muy bien el anuncio de tu habitación.

Asegúrate de que el texto sea claro,  informativo y emocional. Piensa que no solo estás alquilando una habitación sino encontrando tu nuevo/a compañero de piso.

Para más tips y consejos para alquilar tu habitación, échale un ojo a nuestro blog.