Entraste a badi, escogiste una habitación que te gustó y ahora llega la hora de firmar papeles y hablar de “cosas serias”.

Es posible que la primera vez, te sientas algo perdido/a pero no te preocupes, te hemos hecho una lista de todas las cosas que sí o sí deberías preguntar al propietario de un piso cuando vayas a entrar a vivir en él.

1. ¿Quién es el propietario exactamente?

Antes de entrar a vivir a un sitio, está bien que sitúes quién es quién. Sobre todo, quién es el propietario/s, quién es el titular del piso y quién te puede ayudar ante cualquier problema que pase durante tu estancia en tu nuevo hogar. Pueden ser la misma persona…o no.

2. ¿He de firmar algún contrato?

Firmar un contrato cuando entras en una habitación es recomendable pero no 100% obligatorio. En primer lugar, nos gustaría que sepas que a nivel legal, alquilar una habitación no es lo mismo que alquilar un piso.

El alquiler de habitaciones está regulado por el código civil y el alquiler de los pisos, los regula la ley de arrendamientos urbanos.

El modelo de contrato de arrendamientos urbanos se puede comprar en los estancos, lo puede redactar un profesional o incluso lo podéis escribirlo o descargarlo online ambas partes es decir; tú, y el propietario del piso.

El contrato de arrendamiento debería especificar hasta cuándo durará el alquiler de tu habitación y una de las cosas que cambian respecto al alquiler de un piso, es que no tendrás derecho a “prórroga”. Aquí tienes un ejemplo de contrato de arrendamiento.

¡Tip!

¡Por cierto! Intenta hacer los pagos por transferencia bancaria una vez firmes el contrato, podrás controlar mucho mejor que has pagado y qué no.

3. ¿Entran los gastos en la cuota del alquiler?

Sería importante que antes de entrar, supieras si los gastos de agua, luz, gas y electricidad entran en la cuota que pagas y tanto si es así como si no lo es, debería especificarse en el contrato de la habitación.

4. ¿Si se rompe la lavadora, quién la paga?

Cuando entres a vivir en un piso, utilizarás electrodomésticos como la lavadora, el lavavajillas, las estufas y demás aparatos de uso diario, la pregunta del millón es…¿si se rompe, quién lo paga?

Es un punto importante y que podéis acordar entre el propietario y tú. Quizás, si el electrodoméstico se rompe en tus primeros tres meses, debería hacerse cargo el propietario y después, podéis llegar a un acuerdo: a los 6 meses puedes aportar un 30%, a los 9 un 50% y si llevas más de un año en el piso quizás ya podéis pagarlo a medias. ¡Hablando se entiende la gente!

5. ¿Cuánto dinero hay que pagar de fianza, y cuándo la devuelven?

En el caso del alquiler del piso, la fianza te la deberían devolver máximo el mes siguiente de la entrega de las llaves, así que con la habitación puedes contar con el mismo plazo, a no ser que hayáis acordado algo diferente.

¡Tip!

Intenta, 15 días antes de irte de la habitación, recordar al propietario que te devuelva la fianza y tenerla justo el día que te vayas.

Y, recuerda, cuando pagues la fianza, pide un recibo firmado con la fecha y vuestro nombre conforme la has pagado y así, tendrás un comprobante de la misma.

6. ¿Va a subir el precio de la habitación en algún momento?

Si esa habitación en la que vas a vivir es tu vivienda habitual, el alquiler pactado no debería variar durante el periodo de prórroga legal, tres años, más uno si no se preavisa de este hecho cuando se estén acabando los tres años.

De todas maneras, si pactáis que cada “X tiempo” se pueda revisar lo que pagas al mes por tu habitación, el importe del alquiler, podrá ser actualizado.

7. ¿Hay seguro de hogar en el piso?

Es el propietario quien ha de asegurar el continente de la vivienda y este seguro lo ha de pagar el casero. La responsabilidad civil también es importante para cubrir de posibles daños a terceros.

Por su parte, es muy aconsejable que los inquilinos aseguren el contenido de su propiedad (ropa, libros, ordenador, muebles, etc.), así como su propia responsabilidad civil: los daños que, aunque accidentalmente, produzca en los bienes de otros. Es decir, si tu ordenador es carísimo, asegúralo y si puedes, hazte un seguro de responsabilidad civil, por si las moscas.

8. ¿Puedo empadronarme? ¿y recibir correo?

Tienes el derecho y la obligación de empadronarte cuando te mudas a un nuevo piso. Para poder hacerlo, necesitarás el contrato de alquiler de la habitación y en el caso que no tengas, el permiso del casero.

9. ¿Puedo hacer cambios en la habitación? De muebles, pintura, etc.

Antes de mudarte, pregunta a la persona responsable del piso si puedes pintar la habitación y hacer alguna pequeña mejora en caso que quieras, por ejemplo quitarle el papel pintado del inquilino anterior, hacer algún agujero para colgar cuadros, ese tipo de cosas.

10. ¿Qué día puedo pagar la habitación, cómo lo hago, y qué margen tiengo?

Pregunta y que quede en el contrato hasta qué día tienes derecho a pagar tu habitación. Esto sobre todo te afectará si eres autónomo o si tu empresa paga en otro momento que no sea fin de mes.

¡Y recuerda! Ante la duda, tenerlo todo por escrito siempre ayuda. Intenta que todo se quede en contratos, emails y recibos para cuando lo necesites, poder tenerlo bien a mano.

Encontrar tus compañeros de piso perfectos no es tarea fácil y, por eso, en badi te ayudamos a conseguirlo. Una de las cosas que es importante tener claro es el papeleo y por eso, hemos hecho este post para que sepas en qué fijarte cuando vayas a dar el sí quiero a una habitación.