La ley de arrendamientos urbanos se modificó por última vez el 18 de diciembre de 2018. En badi queremos que sepas cuáles han sido los cambios más importantes que se han hecho para que estés al día de las modificaciones.

El decreto tiene como objetivo incrementar la oferta de viviendas en alquiler, ofrecer mayor seguridad jurídica al inquilino y propietario y evitar los desahucios a través de diferentes medidas:

1. Los contratos podrán ser más largos

Los contratos que se rebajaron a tres años en la reforma de la LAU del 2013 ahora podrán ser de cinco años. Además, si el propietarios es una persona jurídica, como una empresa, un fondo de inversión etc. los contratos se harán con una duración mínima de siete años con una prórroga de tres.

Las prórrogas de los contratos de alquiler volverán a ser de hasta tres años siempre que el propietario y el inquilino quieran continuar con el contrato.

2. Solo se puede pedir dos meses de fianza

Cuando se firme el contrato, el propietario no podrá exigir al nuevo inquilino otro aval que no sea la fianza de dos meses de renta mensual del alquiler. Solo puede haber excepciones como en los contratos de larga duración, en los que sí podrán pactarse garantías adicionales.

3. Los gastos de la inmobiliaria no siempre los paga el arrendatario

El decreto también señala que los gastos de la inmobiliaria correrán a cargo del propietario cuando este sea una persona jurídica. En la actualidad, quienes acudían a una agencia inmobiliaria para encontrar un piso en alquiler pagaban una mensualidad a la agencia, lo que hacía aún más difícil el acceso a una vivienda de alquiler.

4. Cambios en el pago del impuesto de transmisión patrimonial

Cuando se firme un contrato de alquiler oficial y se registre en la administración, el propietario y el inquilino quedarán exentos de pagar el impuesto sobre transmisiones patrimoniales y el de actos jurídicos.

Este impuesto era casi desconocido y había un gran descontrol para hacer su recaudación pero, en alguna ocasión, la falta de ingresos de algunas comunidades echaban mano de este impuesto y lo cobraban a los inquilinos para tener más liquidez.

5. Cambio en el pago del IBI

El decreto también modifica la ley del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). Cuando el arrendador sea un ente público el inquilino podrá quedar exento del pago de este impuesto. Los ayuntamientos, también podrán bonificar hasta el 95% del IBI en las viviendas sujetas a alquiler de precio limitado. En ambos casos dependerá siempre de cada consistorio.

6. Los vecinos podrán controlar los nuevos pisos turísticos

Ahora se habilitará a las comunidades de vecinos para que, si lo deciden, puedan acordar limitar o vetar los alquileres turísticos en el edificio. Esta medida, por el momento, solo se aplicará a nuevos pisos turísticos y no a los ya existentes ya que no tiene carácter retroactivo.

7. No hay límite de precio en los alquileres

De momento, no hay cambios respecto a la limitación de los precios del alquiler. Es decir, el propietario puede ponerle el precio que le convenga a su vivienda dependiendo de los precios del mercado, la comunidad autónoma, el barrio, la ciudad en la que está el piso etc. Para informarte de los precios aproximados de las habitaciones en España haz clic aquí.

8. Obras en el piso

Siempre que haya acuerdo entre propietario e inquilino se podrán realizar obras de mejora de la vivienda sin necesidad de firmar un nuevo contrato.

9. Cambio en los desahucios

Se modifica la ley de enjuiciamiento civil para reformar los procesos de desahucio. Así los hogares vulnerables estarán más protegidos. Los jueces notificarán que empieza un proceso de desahucio a los servicios sociales. Estos emitirán un informe y, si alzan la mano de que las personas que van a ser expulsadas de su casa se encuentran en situación de vulnerabilidad, se abrirá una prórroga de un mes (o de dos cuando es una persona jurídica la que solicita el lanzamiento) para poder buscar una solución alternativa.

10. No tiene efecto retroactivo

Todas estas medidas afectarán a los nuevos contratos y prórrogas, no a las firmadas hasta ahora.

Tanto si buscas habitación, como compañero/a de piso, en badi, te ayudamos a conseguirlo. Además, queremos que estés siempre informado/a y al día de qué pasa a nivel legal para que siempre alquiles tu habitación con la mayor seguridad y garantía.